sábado, 8 de agosto de 2015

Escrito por la partida de un ser querido.



En algunos momentos de mi día vuelve tu recuerdo a mi y trato de gritar, pero no me escuchas, te has ido.

Tu recuerdo me secuestra y hay un nudo en mi gaganta, sólo mi corazón conoce mi corazón.

Inclino mi oído para escuchar tu voz, pero no la escucho.  Me acerco para sentir tu cariño, pero mi piel sólo percibe una gran distancia, imposible de estrechar.  Levanto mis ojos hacia todas partes, pero ellos no pueden verte.

Mi ser entero descubre tu ausencia, sólo me queda tu recuerdo, tu puro, limpio y tierno amor por mí. Se que estás en algún lado, más sólo tu ausencia está conmigo, ella es dura y me causa dolor, pero creo que si la uno a la gente que aún sigue conmigo y me ama, podré llevarla, aunque para eso necesite tiempo, oración y sanación.

Autor: Sor Laidys Peguero, HCCS